Red Electrica EspaƱola konpainiaren hasierako plana behin betiko bertan behera uztea eskatu du EAk aspaldidanik Legebiltzarrean eta, beraz, bat dator horren aldeko ebazpenarekin. Biok alternatiba aukera bat izan daiteke, baina proposamen horrek argitu beharreko puntu ilunak ditu.

EA apoya el pronunciamiento del Parlamento Vasco pidiendo al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo el archivo del proyecto de línea de alta tensión Gasteiz-Castejón/Muruarte, cuya paralización definitiva ya había reclamado Jesús Mari Larrazabal en una enmienda de totalidad a la iniciativa del PNV debatida hoy. El portavoz de EA en la Cámara no ha podido participar en el debate por estar de baja médica.

En la línea ya marcada en la enmienda de Larrazabal, EA advierte de que el proyecto de alta tensión por la Montaña Alavesa sigue vivo y cumpliendo plazos e insiste por ello en que ahora mismo lo más urgente es que Red Eléctrica Española (REE) renuncie definitivamente a ese trazado porque mientras el archivo del proyecto no sea oficial seguirá existiendo riesgo de impacto ambiental sobre esa zona de Araba.

EA apuesta por partir de cero una vez haya sido descartado el trazado previsto inicialmente por REE; será entonces cuando haya que analizar y justificar la necesidad de una nueva red eléctrica, así como estudiar propuestas de trazado, incluida la alternativa Biok que, al parecer, han acordado PNV, PSE y PP. En opinión de EA, la alternativa Biok es una posibilidad a considerar, pero antes hará falta que sus impulsores aclaren las zonas de sombra que esa propuesta tiene y que a día de hoy siguen sin clarificarse.

En este sentido EA recuerda que la alternativa Biok contempla enlazar Orkoien con Itxaso mediante dos líneas paralelas de 220 y 400 kV, un trazado que ya fue propuesto hace cuatro años por el Gobierno de Navarra y que fue desechado por motivos técnicos por el Ministerio. Es sorprendente que lo que en 2006 era imposible por razones de índole técnica hoy sea posible y hasta recomendable según criterios políticos. EA exigirá por ello aclaraciones en profundidad a los partidos y organismos que puedan avalar ese trazado porque de lo contrario, si no se aclaran debidamente esas zonas de sombra, incluido también el papel que en la alternativa Biok juega la subestación de Barcina, el nombre simpático de Garoña, podría pensarse que estamos ante un teatrillo político que tiene como objetivo diluir la respuesta social que ha suscitado en Araba el proyecto de REE haciendo ver que ha pasado el peligro cuando realmente no es así.

Jatorria: Eusko Alkartasuna