Acuerdan remitir el texto al Tribunal Europeo de Derechos Humanos y a la ONU EA, Batasuna y
PNV han aprobado por unanimidad una moción conjunta contra la reforma
de Ley de Partidos y la ilegalización de la coalición liderada
por Arnaldo Otegi en el pleno que se celebró ayer en el municipio. Además,
acordaron remitir el texto al Tribunal Europeo de Derechos Humanos y a la ONU.

Según el
concejal de Eusko Alkartasuna José Luis Uzabal, Batasuna presentó
para debatir en la sesión plenaria una moción contra la Ley de
Partidos, a la cual PNV y EA presentaron textos alternativos.
Uzabal señaló
que, como ‘la cuestión de fondo’ era la misma,
buscaron una solución conjunta y se llegó a un acuerdo entre las
tres formaciones para aprobar una moción única. De esta forma,
la iniciativa fue aprobada por los cinco concejales de PNV, uno de EA y tres
de Batasuna. Tanto el edil del PP como el del PSE-EE estuvieron ausentes en
el pleno.
La moción
consensuada señala que la ilegalización de Batasuna ‘dejaría
sin voz ni votos ni referencialidad política pública, al menos,
a 638 vecinos de Berango’ y manifiesta que, ‘por coherencia
democrática, la defensa de las libertades y derechos fundamentales debe
garantizarse con independencia de la simpatía o el juicio político
que a unos y a otros pueda merecer el titular o titulares de esos derechos y
libertades’.
Además,
afirma que ‘estos procesos de ilegalización de organizaciones
políticas afectan directa y restrictivamente a derechos y libertades
tan relevantes como la libertad ideológica, de expresión, de asociación
o de participación’ y añade que se asientan ‘en
una interpretación expansiva del delito de colaboración con banda
armada, que tiende a situarse más allá de los supuestos objetivos
previstos por la Ley, que se dirige contra sujetos colectivos y no contra personas
concretas’.
REPRESENTACIONES
DE TODOS
La moción
indica que todas las formaciones políticas tienen ‘el derecho
y la obligación’ de poder participar ‘en igualdad
de condiciones en la vida política, social y cultural de Euskal Herria’.
En este sentido,
añade que ni Batasuna ‘ni ninguna otra fuerza política
pueden ser ilegalizadas y apartadas de la actividad política en aplicación
de una estrategia política que pretende eliminar a quienes quieren conseguir
el reconocimiento de los derechos civiles y políticos de los ciudadanos
y la democracia para Euskal Herria’.
EA, Batasuna y
PNV acordaron remitir la moción al Relator para la Independencia del
Poder Judicial de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, al Relator
para la Libertad de Expresión de la Comisión de Derechos Humanos
y al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Asimismo, realizaran 2.500 copias
el texto para repartirlas en la localidad de Berango.
Jatorria: Eusko Alkartasuna